El mejor antivirus eres tú, aprende los ataques más utilizados.

El actual incremento de phishing se debe a la creciente sofisticación de los ataques, la expansión del uso de dispositivos digitales y la falta de conciencia en seguridad cibernética por parte de los usuarios.

  1. Phishing por correo electrónico: Es uno de los métodos más comunes. Los atacantes envían correos electrónicos falsificados que imitan a empresas o instituciones legítimas, solicitando información personal, como contraseñas o datos bancarios.
  2. Spear phishing: Es una variante más sofisticada del phishing por correo electrónico. Los atacantes personalizan los mensajes para dirigirse a personas específicas o empresas, utilizando información real para aumentar la credibilidad del ataque.
  3. Pharming: En este tipo de ataque, los atacantes redirigen a los usuarios a sitios web falsos, aunque parecen legítimos. Utilizan técnicas como el envenenamiento de DNS o malware para modificar la configuración de red y redirigir el tráfico hacia sitios fraudulentos.
  4. Smishing: Es similar al phishing, pero se lleva a cabo a través de mensajes de texto (SMS) en lugar de correos electrónicos. Los atacantes envían mensajes que solicitan información personal o intentan engañar a los usuarios para que descarguen malware en sus dispositivos móviles.
  5. Vishing: En este caso, los atacantes utilizan llamadas telefónicas para engañar a las personas. Fingen ser representantes de empresas legítimas o instituciones financieras y solicitan información confidencial, como números de tarjetas de crédito o contraseñas.
  6. Tabnabbing: Consiste en aprovechar la falta de atención de los usuarios que tienen múltiples pestañas abiertas en su navegador. Los atacantes modifican una pestaña inactiva para que se parezca a un sitio legítimo y, cuando el usuario regresa a esa pestaña, solicita información personal.
  7. Evil Twin: Los atacantes crean puntos de acceso Wi-Fi falsos que parecen legítimos para engañar a los usuarios y hacer que se conecten a ellos. A través de estos puntos de acceso, pueden interceptar y recopilar información confidencial.
  8. Man-in-the-Middle (MITM): En este tipo de ataque, un atacante se coloca entre el usuario y el sitio web legítimo al que intenta acceder. Esto permite al atacante interceptar y manipular la comunicación, obteniendo así información confidencial.
  9. Watering Hole: Los atacantes identifican sitios web frecuentados por su público objetivo y comprometen esos sitios insertando código malicioso. Cuando los usuarios visitan el sitio web comprometido, su dispositivo se infecta con malware o se les redirige a sitios fraudulentos.
  10. Whaling: También conocido como «phishing de alto perfil», este ataque se dirige a individuos o empresas de alto nivel, como ejecutivos o altos directivos. Los atacantes buscan obtener información confidencial o acceso a sistemas corporativos sensibles.

Es importante tener en cuenta que estos ataques pueden variar y evolucionar con el tiempo, por lo que es fundamental mantenerse actualizado sobre las últimas técnicas de phishing y adoptar buenas prácticas de seguridad cibernética para protegerse. Y puedes contar con Inyges para ayudarte en cualquier momento.